MONUMENTO AL JINETE

Enclavado sobre la Avda. principal de la ciudad y camino al Anfiteatro José Hernández, desde 1995 se encuentra el monumento que destaca la valentía y el coraje de los jinetes.

Fue construido por el escultor Hidelberg José Ferrino en hierro y cemento, terminado con una pátina símil bronce. Mide 2,50 metros de altura y se encuentra sostenido por un pedestal de cuatro metros y medio.

En sus paredes de mármol se encuentran las placas de bronce de los campeones de cada edición.

En la tarde, de la noche inaugural de cada Enero se enciende la llama votiva que convoca a jinetes, agrupaciones gauchas, familia y público en general de todo el país al evento más grande de América en su género con su fin solidario, constituyéndose en un voluntariado que beneficia a veinte escuelas asociadas.